Marca: Los ‘encargados’ de la Operación Neymar.

Juni Calafat, Pini Zahavi y su propio padre.

Lo que parecía un imposible meses atrás, se va convirtiendo en algo más que una posibilidad. Ver a Neymar jugando de nuevo en España ha dejado de ser una quimera y menos aún verle de blanco madridista. En el Real Madrid tienen muy claro que el brasileño es el fichaje, el único jugador capaz de alimentar las expectativas que demandan los aficionados madridistas para reforzar a su equipo y que a su vez es capaz de estar a la altura mediática de Cristiano Ronaldo y Messi. El resto, a mucha distancia.

Neymar sigue alimentando la posible operación con continuos mensajes positivos a los emisarios blancos. Las noticias que emite con dirección al Santiago Bernabéu hablan de una situación bajo control. Su deseo de volver a LaLiga aumenta con el paso de los días y tal y como ha confesado, ve posible la operación aún sabiendo que el orgullo de Catar, de Al Khelaifi y del PSG está en juego y que los movimientos a dar deben ser medidos al milímetro.

Juni Calafat, responsable de los fichajes del club blanco, ha sido el emisario blanco que se ha acercado al brasileño. Es el responsable de la llegada de Vinicius y en los últimos meses han sido varios los viajes que ha hecho hasta Brasil. El objeto de los desplazamientos siempre ha sido el de estar cerca del que será jugador del Real Madrid a partir del próximo verano, pero no hay que olvidar que en los dos últimos meses Neymar ha estado recuperándose en su país. Calafat ya estuvo cerca de Neymar años atrás, en la anterior tentativa madridista.

En este intercambio de movimientos, nadie por el momento ha hablado de dinero. Tal y como contó MARCA en su día, no hay cláusula alguna que cuantifique su salida, por lo que todo por el momento se está limitando a dar pasos para mostrar su deseo de renunciar a seguir jugando en el PSG y que Al Khelaifi lo entienda y no sea un afrenta para él y lo que representa.

Como es lógico la posible operación se iría más allá de los 250 millones de euros, debido a lo que pagó el PSG el pasado año por su fichaje, que como ya saben fueron 222 millones de euros.

Tal y como anunció la prensa francesa, el padre del jugador se ha puesto en manos de Pini Zahavi, intermediario más que agente, especializado en complicados movimientos de jugadores entre los grandes de Europa. Su misión, lograr un escenario posible para una operación complicada al máximo. Lewandowski también se ha puesto en sus manos para salir del Bayern. El polaco quería jugar en en el Real Madrid, pero la opción se está diluyendo.

Ahora la misión de Zahavi no es otra que la de lograr que Al Khelaifi dé por bueno algo que ya sabe y que no es otra cosa que el deseo de Neymar de jugar en el Real Madrid y el deseo del Real Madrid de fichar a Neymar.

 

Por: Marca.com

 

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.