Marca: Un Madrid correcaminos.

Por primera vez en esta Champions corrió más que el rival.

El mejor Madrid ha vuelto. O más bien, ha aparecido de la nada. Porque ante el PSG, el equipo de Zidane mostró una versión que nunca antes esta temporada había lucido. Una versión del equipo rápida, ágil, fuerte físicamente y basada en el trabajo. Una imagen que recuerda y mucho a la del equipo que hizo historia levantando dos Champions seguidas. Si en la primera parte de la campaña parecía que el conjunto blanco estaba agotado, la eliminatoria ante los galos le ha devuelto esa fuerza que necesitaba para afrontar la parte decisiva del curso.

La realidad es que la victoria ante el PSG no fue casualidad. Los de Zidane eliminaron a uno de los principales aspirantes al título con una lección táctica del técnico francés, que apostó por la meritocracia y confió en Lucas Vázquez, Marco Asensio y Kovacic para cerrar la eliminatoria y terminar con el PSG en Europa. Una hazaña que lograron también gracias a un esfuerzo inmenso de toda la plantilla dentro del campo. Un esfuerzo que se traduce en los 112,2 kilómetros que recorrieron en total todos los jugadores. Cuatro más que la plantilla del equipo parisino. Es decir, los blancos superaron en esa faceta al rival teniendo en cuenta, eso sí, que los galos acabaron sin Verratti.

En total, fueron hasta cuatro jugadores del Real Madrid los que superaron la frontera de los 10.000 metros. Al líder del ranking, Lucas Vázquez, con más de 12.000, le siguió Casemiro que ocupó el segundo puesto del podium. El brasileño firmó un partidazo en el Parque de los Príncipes y no sólo marcó el tanto que cerro la eliminatoria, sino que llegó además hasta los 10.868 metros recorridos. Un esfuerzo similar hizo Dani Carvajal, tercero en esta particular clasificación. El lateral tuvo trabajo, a pesar de la ausencia de Neymar, y llegó a los 10.731.Y tras el defensa, aparece Marco Asensio. Maravilló a media Francia no sólo por su calidad, sino también por su trabajo. 10.305 metros llegó a correr en 82 minutos.

Por primera vez

Un despliegue físico que permitió al Madrid superar al PSG. Esa ventaja, al fin y al cabo, no la habían logrado esta temporada en Champions en ningún otro partido. Ni siquiera en la ida del Bernabéu, cuando los de Emery corrieron dos kilómetros más que un Madrid que terminó venciendo 3-1.

En la fase de grupos, el papel del Madrid no fue muy diferente. Cuatro victorias, un empate y una derrota firmaron los de ZZ, siempre recorriendo una distancia menor a la del rival. Incluso en 0-6 ante el APOEL: cinco kilómetros menos que los de Chipre. Pero ahora, el ‘método Pintus’ ha vuelto a surtir efecto. Como sucedió la temporada pasada, el equipo blanco afronta la recta final en un estado físico inmejorable. Con el regreso de Kroos y Modric, aunque no pudieran salir de inicio en el Parque de los Príncipes, Zidane no tiene a ningún jugador de la plantilla lesionado, y todos están listos para lograr el gran objetivo de la temporada: la Decimotercera.

 

Por: Marca.com

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.