Marca: Zhang Xiuwei: el ‘niño bonito’ del fútbol chino era un impostor.

Falsificar su edad le ha conllevado nueves meses de sanción fuera de los terrenos de juego.

El desparpajo que mostró en el terreno de juego la pasada temporada con el Tianjin Quanjian, año de su debut en la Superliga china, había convertido a Zhang Xiuwei en uno de los ‘niños bonitos’ del fútbol chino. Llegado al club previo paso durante dos temporadas en las categorías inferiores del Olympique de Lyon, su trayectoria cambió en el momento en el que Fabio Cannavaro se hizo cargo del equipo en la Liga Uno en sustitución de Vanderlei Luxemburgo en 2016.

El técnico italiano confió en él casi de inicio y ambos lograron el ascenso a final de temporada. Ya en la máxima categoría, Zhang deslumbraba con sus actuaciones en lo más alto el año pasado hasta que un accidente con su coche derivó en una investigación que descubrió que Zhang Xiuwei era un farsante y había engañado respecto a su edad tiempo atrás.

Los hechos se remontan a mediados de agosto del año pasado. Disputados dos tercios de la Superliga china, Zhang es un habitual en las filas del Tianjin Quanjian, con el que tan sólo deja de jugar cuatro de los veintiún partidos ligueros. Su rendimiento en el equipo de Fabio Cannavaro no pasa desapercibido y se convierte en una de las revelaciones de la temporada entre la nueva nómina de jóvenes talentos locales. Con el equipo luchando en lo más alto de la tabla por obtener un puesto de privilegio que le permitan disputar la siguiente edición de la AFC Champions League, y con el propio jugador habiendo completado tres partidos completos de forma seguida, llega el punto de inflexión para su futuro. El 16 de agosto un Zhang Xiuwei conduciendo en estado de embriaguez tras haber estado bebiendo por la noche tiene un accidente en las calles de Tianjin que le lleva a colisionar con seis vehículos su Porsche 901. Si ya el hecho era grave en sí mismo para el jugador, las investigación consecuente le causa a Zhang Xiuwei aún un mayor quebranto, ya que se descubre que el futbolista emergente del Tianjin Quanjian había cometido un fraude respecto a su edad.

ños su fecha de nacimiento, que quedaba fijada el 13 de enero de 1994. Ello conllevó incluso a que Zhang entrara en la escuela primaria antes de la edad permitida. El problema vino cuando un adolescente Zhang comenzaba a despuntar como futbolista, lo que animó a sus padres con vistas a su futura carrera a ‘rejuvenecer’ de nuevo a su hijo y certificar su fecha de nacimiento en 1996 y volver a su nombre original. Pero en las propias fichas de la Federación China de Fútbol (CFA) en categorías infantiles había ya quedado reflejada la existencia de un Zhang Jixuan nacido en 1994.

En el curso de la investigación a consecuencia del choque de su Porsche 901 con otros seis vehículos que quedaron con múltiples desperfectos, la realidad paralela de Zhang Xiuwei sale a la luz pública. Ademas de sus sanciones correspondientes como consecuencia de su conducción temeraria que le llevan a estar tres meses en libertad provisional, la Federación China de Fútbol (CFA) también toma parte en el affaire de Zhang Xiuwei. Y tras meses de estudiar a fondo el asunto, la CFA ha decidido formalizar un castigo al jugador que le mantendrá alejado de los terrenos de juego hasta la reanudación de la Superliga china tras el Mundial de Rusia 2018. Y a modo de aviso para futuras actuaciones de los jóvenes chinos, la CFA entiende que puede servir como un toque de atención para que no se les olvide conducirse con honestidad por la vida.

De este modo, a pesar de haber sido partícipe de la clasificación del Tianjin Quanjian a la AFC Champions League para esta temporada, Zhang Xiuwei deberá ver los choques de esta competición y de la primera mitad de la Superliga china desde las gradas. Y el fútbol chino deberá esperar para disfrutar de uno de los futbolistas que mejor sabor de boca dejó la pasada temporada hasta que unas copas de más en una salida nocturna por Tianjin derivaron en un accidente que fue el comienzo del descenso a los infiernos del prometedor Zhang Xiuwei.

 

Por: Marca.com

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.