DC: Los hechos (y la estadística) contradicen a Zidane.

El francés asegura que no hay problema físico, pero los datos dicen lo contrario.

Desde que llegó al primer equipo del Real Madrid Zinedine Zidane nunca ha sido amigo de culpar a la forma física de los malos resultados de su equipo. Sin embargo, con ello lo que busca en realidad el técnico es asumir responsabilidades y evitar que todas las miradas se centren en su cuerpo técnico, y en concreto en el preparador físico de la plantilla, Antonio Pintus.

Creo que nosotros estamos bien fisicamente. Correr, corremos. Tú ves la primera parte y ha sido buena, muy buena. Pero luego ya segunda… Creo que no es una cuestión de correr más o menos, porque por ejemplo el segundo gol de Celta viene tras una sucesión de errores. El rival se vino arriba y tú tienes la cabeza un poco más abajo que ellos” aseguró Zidane el domingo tras el partido de Balaídos. Un discurso con el que intentó centrar los problemas del equipo en otros aspectos, como el mental, aunque probablemente con la intención de blindar al vestuario de las críticas de los medios y los aficionados.

Sin embargo, en el equipo blanco son conscientes de que a los jugadores merengues también les falta un punto importante de condición para aguantar enteros los 90 minutos. El propio Zidane lo admite al asegurar que el equipo empieza bien los encuentros pero luego es incapaz de mantener el ritmo. Ya pasó en partidos como el Clásico, el del 5-0 al Sevilla o el mismo de Balaídos. De hecho, los datos son demoledores en este sentido porque en las primeras partes de Liga ha marcado 23 goles y solo ha encajado 6; mientras que en las segundas ha hecho solo 9 y ha recibido 10.

Tanto es así que el diario ‘Marca’ destapa que si LaLiga fuera solo cosa de las primeras mitades el Real Madrid sería ahora mismo líder con 39 puntos, tres más que el Barcelona (2º) y 6 más que el Valencia (3º) y el Villarreal (4º). Algo que solo se explica si se tiene en cuenta que los culés están experimentando justo la cara opuesta de esta estadística, porque en los últimos 45 minutos de los encuentros han logrado 32 goles y solo han recibido 4.

La opinión de un preparador físico

Queda claro en consecuencia (y aunque Zidane no lo diga en público) que al Real Madrid no le llega el oxígeno para todo el partido. Algo que corrobora el preparador físico José Luis San Martín, quien durante 40 décadas trabajó en el propio club blanco. “Al equipo le falta frescura y el nivel físico no es bueno. No hay velocidad, no se repiten esfuerzos y no se ganan los uno contra uno. Zidane debería hacer un plan físico porque queda un mes para que se pongan las pilas, ya que el equipo no está bien” asegura en declaraciones para ‘Punto Pelota’.

De hecho, este especialista cree los problemas físicos “se notan en las cabezas de los jugadores, hay que tomar decisiones cuando los futbolistas no están afinados. Se vio en el penalti a Aspas, a base de fuerza y resistencia se llevó a los centrales. Al equipo le ganan demasiadas veces la espalda”. Por ello San Martín apuesta por un plan para “revertir la condición física cuidando las lesiones. Hay que hacerlo entre tres y cuatro semanas porque desde el punto de vista fisiológico se necesita una adaptación. El objetivo es alcanzar el pico de forma ante el PSG, haciendo antes en este tiempo trabajo de cargas intensas y a la vez descanso”.

 

Por: DefensaCentral.com

Share

1 comentario

    • Hercules on 15 enero, 2018 at 9:06 pm
    • Responder

    Desde que ZZ llego el Real Madrid trazo un plan para llegar a tope en los cierre de temporada, lo demostro el año pasado puede ser que esa misma estratergia la este usando en esta temporada. recordemos que el Madrid no a parado que menos copa del rey lo gano todo puede ser que halla algo de desgaste fisico. solo hay que confiar y esperar.

Deja un comentario

Your email address will not be published.