Marca: Mbappé, en MARCA: “Vamos al Bernabéu a dejar un mensaje al mundo”.

El francés amenaza al club que pudo ser su casa el pasado verano.

A sus 19 años recién cumplidos, ha sido la revelación de este 2017 y será la primera gran amenaza para el Real Madrid en el 2018. Kylian Mbappé habla con la misma determinación con la que juega. Quiere escribir su historia con letras de oro y sabe que ésta empieza por confirmar en Europa que se trata del nuevo fenómeno del fútbol mundial. Sus contactos con el Real Madrid, su adoración pasada por Cristiano, su conexión con Neymar… Mbappé no regatea ninguna cuestión.

 Dicen que el Madrid-PSG es una final de la Champions anticipada. ¿Está de acuerdo?

Sí, sí. Somos dos de los mejores equipos del mundo. Bueno, el Madrid es el mejor equipo del mundo, han ganado dos Champions seguidas y nosotros estamos creciendo. Creo que va a ser una gran eliminatoria y vamos a ir al Bernabéu para clasificarnos.
¿Su primera visita al Bernabéu le dice algo?
He jugado ya en grandes escenarios, pero jamás en el Bernabéu. Será mi primera vez y la verdad es que tengo ganas de verlo bien el día antes del partido, observarlo tranquilamente y prepararme bien.
En el Bernabéu los futbolistas dejan huella con un buen partido. ¿Es más especial por eso para usted?
No, es especial porque son octavos, un partido muy importante. Sabemos que en el Bernabéu podemos mandar un mensaje al mundo. Es un partido que puede marcar nuestra historia ante el vigente campeón y estamos todos muy motivados.
¿No les impone la historia del rival y sus títulos?
Hay que respetar a todos los equipos, pero cuando lleguemos al Bernabéu no habrá más respeto. Se trata de mostrar nuestra calidad.
¿Qué es lo que más le gusta del Real Madrid?
Sobre todo, que es muy completo. Tiene jugadores que son referencia en cada puesto y que juegan juntos desde hace muchos años.
Cara a cara con Cristiano, ¿el reencuentro con el ídolo?
Sí, claro, es un ídolo de mi infancia y fue bonito conocerle cuando visité Valdebebas. Pero yo soy un competidor, y una persona competitiva lo que quiere es ganar, ganar y ganar. Así que poco importa quién esté enfrente nuestra, lo que queremos es ganar. Le adoré cuando era pequeño, pero eso se acabó. Ahora voy al Bernabéu a jugar y a ganar.
¿Pero sigue siendo una referencia para usted?
Se aprende de ellos, claro. De alguien que ha ganado cinco Balones de Oro sólo te queda aprender. Es un gran jugador, pero aquí también los tengo. Aquí está Neymar, que para mí es muy parecido y está prácticamente al mismo nivel de Cristiano. De Cavani como goleador también aprendo.
La MCN está de moda. ¿Está ya por encima del resto?
Sinceramente no pensamos en eso, de verdad, no pensamos en ser el mejor ataque del mundo, sino el mejor equipo del mundo. Lo que queremos es ganar, somos competitivos. Está bien eso de que somos el mejor ataque del mundo, pero eso no te garantiza nada. Gana todo el equipo. Es cierto que es bueno tener un buen delantero, pero hay que ganar.
El PSG es el eterno aspirante a coronarse campeón continental. Con este súper proyecto, ¿cree que ha llegado su momento?
¿Por qué no? Hemos hecho una muy buena fase de grupos y tenemos la oportunidad de demostrar al mundo que podemos eliminar al doble campeón de Europa. Así que no hay presión, para nada, la presión no cae sobre nosotros. Vamos a ir a hacer nuestro partido, nuestro juego, y lo vamos a dar todo para clasificarnos.

Neymar le ha acogido como su maestro. Siempre disfruta en el campo con su juego, ¿ese es el camino para triunfar?
La gente desde fuera ve un Neymar en el campo que no es. La gente le ve haciendo esos regates y se cree que sólo piensa en divertirse, que es egoísta, que sólo piensa en él. Pero cuando compartes vestuario con él te das cuenta que no hay nada de eso. Es de verdad una persona amable, que se acerca para interesarse por los demás, muy simpático, y que primero juega para el equipo. Es verdad que su fútbol es el dribling, es un regateador y no vas a pedirle que deje de hacerlo porque lo hace muy bien. No hay nadie que regatee como él en esa faceta del juego, es un futbolista que nos puede hacer ganar títulos y hay que aprovecharlo.
¿No tiene morbo para usted medirse al que pudo ser su equipo?
No, forma parte de la carrera de un futbolista. Hubo muchos rumores de traspaso, es cierto que hablamos, pero creo que eso es ahora pasado para mí y creo que para el Real Madrid. Ahora juego en el PSG y voy a defender estos colores al ciento por ciento.
¿Por qué eligió marcharse al PSG?
Porque el PSG es el equipo de mi ciudad, es como si un niño madrileño del Madrid tiene la oportunidad de jugar en su equipo y se va a otra parte, a otro país. No, no, yo quería jugar en el PSG y estoy muy contento por ahora de cómo se están sucediendo las cosas.
Sin embargo, es muy joven y nunca se sabe, ¿no?
Sí, claro, soy muy joven. Tengo el tiempo, pero como digo quiero jugar en el mejor equipo del mundo en un futuro y el PSG tiene todo para conseguirlo. Si este equipo crece conmigo, no hay ninguna razón para marcharse.
De dónde saca esa velocidad que imprime a su juego, ¿es innato o se trabaja?
Siempre he tenido velocidad, pero es algo que hay que trabajar. Un futbolista siempre tiene que estar en forma para poder repetir los esfuerzos cada dos o tres días.
¿Barcelona y Madrid son los rivales a batir por su hegemonía en los últimos años?
Han dominado el fútbol en los últimos años, pero creo que ahora no sólo están ellos. Hay grandes equipos. Está el City, que se le ve muy presente, nosotros estamos ahí, Juve, Bayern… Hay muchos que pueden llegar lejos.
¿Salir airoso de un cruce con el Real Madrid sería un espaldarazo al ambicioso proyecto del PSG?
Sin duda. El equipo que salga triunfador de estos octavos va a ser claro favorito a ganar la Champions. Si somos capaces de eliminar al Real Madrid los demás equipos nos van a tener miedo. Si el Madrid lo consigue, igual. El que gane, desde luego, va a parecer temible para los demás rivales.
Acaba de cumplir 19 años pero sigue batiendo todos los registros. Por ejemplo, es el goleador más joven de la Champions. Nadie había marcado tantos goles tan joven… ¿El secreto es la cabeza o las piernas? ¿Su entorno, quizá?
La familia, lo primero. Siempre la tengo a mi lado. Cuando las cosas van tan rápido como me ha sucedido a mí es importante que tu gente esté cerca para mantenerte los pies en el suelo, la cabeza fría y estar tranquilo. Alguien que te recuerde que esto sólo acaba de empezar, que no he ganado la Champions, ni la Copa del mundo, ni muchos otros grandes trofeos. Quiero ganar todos los títulos y trabajo fuerte para eso, para alcanzar ese objetivo.
Pero no le da confianza ver que va mucho más rápido que otras grandes estrellas del fútbol galo?
Los récord están para batirlos y eso me da confianza, pero como los títulos no hay nada. Es lo más bonito.
¿Es un riesgo o no hay peligro de relajación de cara a la Champions si no se termina de competir en la Liga francesa ante la diferencia de puntos que ya hay sobre sus perseguidores?
No, para nada, son dos competiciones totalmente diferentes. La Champions sabemos que cada partido y cada eliminatoria va a ser complicada. Estamos listos para meterlo todo en esta competición cuando regrese. Somos conscientes de que si fallamos en cualquier pequeño detalle el rival te va a hacer daño. No creo que tenga mucho que ver.
Otro rencuentro especial de cara a la eliminatoria con el Madrid es el suyo con Varane. ¿Le dice algo? Es otro que ha ido muy rápido en su carrera, lo mismo que le ha ocurrido a usted. ¿Es otro espejo en el que mirarse?
Seguro. Es un gran jugador y un ejemplo. Es increíble su determinación. Es muy profesional, respetuoso y lo ha ganado todo. Es muy bueno tenerlo con nosotros en la selección francesa.
En España no se termina de entender cómo Benzema sigue sin ir con su país. ¿Cómo se ve desde aquí la situación de su compatriota?
Nosotros lo vemos como un gran jugador. Pero sabe, no se sabe muy bien qué pasa, ni siquiera yo sé muy bien qué ha pasado y no le puedo decir mucho sobre este asunto. Lo vemos un poco desde la distancia y es algo que concierne al propio Karim y al seleccionador. De lo que tenemos la certeza es de que se trata de un grandísimo jugador.
¿Ha tenido algún ídolo en Francia?
Bueno, tuve a Zidane. Pero toda Francia amaba a Zidane. A todo el que le gusta el fútbol sabe que es un caso especial. Lo que está haciendo en el Real Madrid desde que es el entrenador es increíble, porque sabemos que en ese club no es fácil. Ha aguantado la presión, quizá porque conocía muy bien el club de su etapa como jugador. Se ha ganado el respeto de todos y me alegro por Zidane, por todo lo que ha conseguido.
¿Y el Mundial? ¿Ve a Francia con opciones con conquistar el título?
Podemos decir que hay favoritos como España, Inglaterra, Brasil, Alemania y Francia también. Estamos ahí y queremos demostrar de lo que somos capaces.
Pida un deseo para el 2018 para terminar.
Claro: Quiero ganar la Champions con el PSG y el Mundial con Francia.

Por: Marca.com

Share

1 comentario

    • Chikungunya on 28 diciembre, 2017 at 6:19 pm
    • Responder

    El mensaje lo van a dejar, de eso no cabe la menor duda, el contenido es el que no sabemos cual será.

Deja un comentario

Your email address will not be published.