Marca: Bale se ha perdido uno de cada tres partidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es la lesión número 23 del delantero galés desde que llegó al Real Madrid.

Gareth Bale estará aproximadamente un mes de baja por culpa de la nueva lesión sufrida en el sóleo, la dolencia que más problemas le ha venido dando desde que es jugador del Real Madrid y que es diferente a las molestias que le impidieron jugar en Liga ante el Espanyol en la pasada jornada. Tras la suave sesión de entrenamiento de 20 minutos a la que se sometió el pasado lunes, el jugador volvió a tener malas sensaciones, con molestias en la parte posterior del muslo izquierdo y en el resto de la pierna.

Finalmente, las pruebas a las que fue sido sometido han dado como resultado esta nueva lesión, un edema sin rotura fibrilar, según reza el parte médico del Real Madrid.El galés tuvo por lo tanto que abandonar la concentración de su selección, un duro revés para un combinado que se juega la vida en estos dos partidos, con la vista puesta en el Mundial de Rusia del próximo 2018.

Fue el propio combinado galés el que hizo pública ayer esta nueva lesión de Gareth: “Tras hablar con el Madrid, se le hizo un escáner y los resultados dicen que no está disponible”. Una versión diferente a la del club (habló de un calambre en la parte posterior del muslo) de hace apenas unos días, en la que no contaban con esta nueva baja del delantero. Sin ir más lejos, después del partido ante el Espanyol el domingo, Zidane aseguraba:”A Bale no le pasa nada. Ha jugado mucho el inicio de temporada y tras el esfuerzo del Dortmund estaba un poco cargado. Pero no es una lesión, lo hablo con los jugadores y con los médicos”.

Dos versiones opuestas, dos testimonios que se contradicen. El caso es que Bale vuelve a estar lesionado y, de nuevo, del sóleo. Otra vez que el delantero sufre una lesión en el músculo del gemelo y que le ha hecho perderse la mayoría de los partidos en los que ha sido baja.

A las ausencias del jugador galés a causa de los problemas en el sóleo, hay que sumarles más ausencias por problemas físicos en su trayectoria en el Real Madrid. Gripes, lesiones en el tobillo, en el muslo, en la ingle… han dejado al galés fuera de la convocatoria hasta en 66 partidos. Su peor temporada fue sin duda la pasada, cuando tuvo que operarase a finales de noviembre del tobillo derecho y, desde entonces, se perdió 27 partidos. Casi la mitad de la temporada.

La primera del curso

Y es que las lesiones le han dejado fuera de combate en uno de cada tres partidos que ha disputado el Madrid desde la llegada del galés. El caso es que esta temporada, tal y como recordó Zidane, lo había jugado prácticamente todo. Sus dos únicas ausencias hasta el domingo habían sido por decisión técnica. La primera, en la vuelta de la Supercopa ante el Barça, que estaba casi decidida del lado del Madrid tras el 1-3 del Camp Nou. Y la segunda, ante el Alavés, descansando para el duelo europeo ante el Borussia. Un duelo que no pudo terminar por unas molestias en el gemelo.

Las mismas que le hicieron caerse de la lista ante el Espanyol, y que han acabado con una nueva lesión en el sóleo. Otra lesión que le mantendrá alejado de los terrenos de juego, al menos, otro mes.

 

 

Por: Marca.com

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE