Jul 27

Marca: El Madrid sale KO de Los Ángeles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El City sentenció en la segunda parte tras el intercambio de golpes del primer tiempo.

El Real Madrid salió KO del combate de Los Ángeles frente al Manchester City, que estuvo más acertado en el intercambio de golpes que propusieron Zidane y Guardiola. Tras un gran primer tiempo de ambos equipos en el que sólo les faltó acierto y brillaron Ederson y sobre todo Keylor, los citizens sentenciaron en la segunda mitad con un buen De Bruyne. Marcó primero Otamendi, y después el jugador belga asistió primero a Sterling y después a Stones para mandar a la lona a los blancos.

Es de agradecer que a estas alturas del año, cuando los clubes miran más a la caja que al terreno de juego, Madrid y City se suelten la melena. Ya que no hay nada en juego y la emoción es poca, qué mejor que salir a dar espectáculo en el país del espectáculo, en un impresionante estadio como el Memorial Coliseum de Los Ángeles, el único escenario en el mundo que ha albergado dos JJOO, y que de eventos deportivos sabe por tanto un rato.

Es de agradecer por tanto el empeño de Zidane y Guardiola por poner todo la carne en el asador, por jugar a ‘calzón quitao’. El primer tiempo fue un intercambio de golpes, con dos conjuntos empeñados en meter ritmo al juego y presionar arriba. En el Madrid, los mejores momentos los brindó cuando apareció Isco. El entrenador del Madrid formó con un 4-4-2, con Bale y Benzema en punta. Pep sacó arriba a Gabriel Jesus y Agüero. El primero fue un martillo para la zaga blanca, pero allí estuvo Keylor. Le sacó dos balones al delantero, siempre incisivo, uno dificilísimo con el pie, y otro aún más meritorio, este en un tiro de Agúero a bocajarro.

En el medio, De Bruyne siempre movió rápido y Yaya Toure ponía la pausa. En el Madrid, Isco mandó una buena rosca que despejó Ederson, que para algo cuesta 30 millones, y también sacó una buena pelota a remate de cabeza de Casemiro abajo. Pero los mayores problemas para el equipo de Pep llegaban cuando Isco cogía la pelota. Bale puso la velocidad y Benzema la genialidad en un regate en una baldosa, pero su disparo lo detuvo también Ederson. El primer tiempo acabó sin goles, pero por si no lo vieron -están perdonados-, no se fíen del resultado. Los 80.000 espectadores, la mayoría madridistas, se lo pasaron en grande.

En la segunda parte, el guión fue parecido, pero pronto acertó el City. Un buen remate de cabeza de Stones tras un saque de esquina lo sacó como pudo Kiko Casilla, que había entrado por Keylor, pero el rechace lo recogió Otamendi para abrir el marcador. El Madrid intentó reaccionar, pero un buen balón de Bruyne lo aprovechó Sterling ante las dudas de Varane y Casilla. Con el 2-0, Zidane cambió el equipo entero. Diez cambios de una tacada. Debutó Ceballos, y con él salieron las otras incorporaciones, Vallejo y Marcos Llorente. Sin tiempo para entrar en juego, otra vez De Bruyne la lio. Metió un balón atrás y Stones batió a Casilla de tiro cruzado. Brahim hizo el cuarto para sentenciar al conjunto blanco. El juvenil Óscar, en los minutos finales, hizo el único tanto de los de Zidane con un soberbio disparo desde la frontal que entró por toda la escuadra.

El equipo B del Madrid tuvo ocasiones para acortar distancias, sobre todo en una de Mayoral, pero ya estaba todo vendido. El resultado era y es lo de menos.

 

Recordemos que stos partidos tienen un solo objetivo, probar jovenes figuras, claro esta, si se gana mucho mejor.

 

Por: Marca.com

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.